domingo, 3 de junio de 2012

Ricardo Espinosa Pedraza (Primera Noción)




Antes
la sorpresa inicial,
después
los miedos,
las pequeñas inseguridades...
las grandes...

Observar
la risa abierta,
el cerrado silencio...

Aprender
otros sueños,
mundos
e
historias...
Rescatar
la perplejidad
del olvido,
alimentarla de azar
y otros milagros...

Lentamente, 
respirar el aire cálido
que exhala otra presencia...

Estrechar 
contra el pecho
la
delicada esencia...
los
movimientos prudentes...
la porción de tristeza
que se nos quiera compartir...

Acariciar
la piel suave,
la frágil transparencia...

Aprender
a leer los gestos...
reconocernos en las miradas...

Quizás no volvamos
a recuperar
el paisaje
o el horizonte
de las primeras palabras...
pero estarán
el cielo abierto
y las estrellas
que nos miran