Ricardo Espinosa Pedraza (Melina del Alma mía)



En Memoria

Ya no eres la que aprende
paso a paso conmigo bajo el sol,
ya no estás deslumbrada por esa vida
que se te perdía,
y lo que más me asombra en este lado,
es sentir que te vuelves cada vez más eterna
mientras de mí se borran
tu calor y tu voz

(Augusto Pinilla)
 

Me acuerdo de ti
en las mañanas
con la luz del sol
encandilando las ventanas
mi Melina

con el limpio cielo
apacible de azul irreal
y el calor fatigante
abrazando las almas solitarias

Me acuerdo de tu risa
desbordada indistintamente
por aquel brillo nostálgico
que nunca abandonara
tu mirada
tu mirada que escogió siempre
creer en mi
muy a pesar de mi

Me acuerdo de tus lágrimas
cuando la lluvia
me humedece la cara
y despierta las calles y casas
fundidas en el paisaje

y me hace sentir
equívocamente vivo
en esta nueva jornada
en la que tampoco estarás

Me acuerdo de tus silencios
en las noches delirantes
insomnes huéspedes de sombras
cuando el niño
que habita en mis entrañas
te llama en vano
Melina de la vida mía,
y te evoca en la memoria
de esta muerte que ya
no te pertenece

tan cercana y ajena

ya no contestas
cuando llamo
aunque lo haga a gritos
mi Melina

No me alcanza
con sumergir la cabeza
bajo el chorro de agua
para dejar de escuchar
el eco de la nada

Melina mía
de mi muerte

Comentarios

Entradas populares