Eduardo Carranza (4 Poemas)


Eduardo

Para vivir, como la primera luz,
con el agua primera amanecida,
me dieron solo la palabra Eduardo
y sobre ella un turpial cantando, absorto.
Venían con ella mis antepasados,
su aterradora urdimbre.
Y ella es mi nombre, ya, de antepasado.
Es mi nombre: un idilio, una batalla.
Es la tierra en que vivo. Y es mi hogar:
arde un fuego de música y de vino
y de amor.
Y como creo en la resurrección
de la voz, de los ojos, de los besos,
del aroma y las yemas de los dedos
sé que la vida es
el nombre más hermoso de la muerte.
Y mi muerte también se llama Eduardo.

Jazmín

Y su aroma sonríe como tú.
Y me mira como tú. Tiene un rostro.
Y como tú me habla y me suspira.
Me toca el corazón como una melodía
soñada o recordada...

La Amante

(sobre un tema de Paul Eluard)

Está de pie sobre mis párpados.
Sus cabellos entre los míos.
Tiene la forma de mis manos
y tiene el color de mis ojos.
Y fui por ella devorado
como una isla por el mar.
Los ojos tiene siempre abiertos,
me tiene siempre desvelado;
a plena luz sueña sus sueños
que hacen declinar el sol:
me hacen reír, me hacen llorar,
llorar y reír y hablar
sin tener nada que decir.

Ayer es Todavía

Yo te decía: ayer es nunca más.
Si digo: hoy, ahora, es el pasado
ya sin remedio lo que estoy nombrando.
Tú me dices: “ayer es todavía”.
Nada de lo pasado ha pasado.
Lo que una vez ha sido, será siempre.
Y viene a nuestro encuentro a cada instante.
El pasado es ahora y es futuro.
Amor, amor que avanzas bellamente
quebrando ese delgado cristal de los instantes:
me enseñas a leer, de nuevo, el tiempo.
Y entiendo su lenguaje diferente
desde que su latido es el latido
desenfrenado de tu corazón.
Todo, amor, se me acaba en tu presencia.
Tú levantas la luz hasta mis ojos.
La luz se hace en ti palabra pura.
Y me mira desnuda
desde tu piel desnuda y tu sonrisa.




Bio. ((Apiay, 1913 - Bogotá, 1985) Poeta colombiano, uno de los animadores del grupo "Piedra y Cielo", surgido en la década de 1930. Su niñez transcurrió en diversos pueblos del centro del país; la tierra de la infancia, edén perdido asociado a la imagen materna, es un tema recurrente en su poesía. En 1925 su familia se trasladó a Bogotá, donde obtuvo el título de maestro y trabajó como docente).

Comentarios

Entradas populares