martes, 11 de enero de 2011

Mario Rivero (2 Poemas)

(del Libro Del Amor y su Huella)



Si nada está salvado, de lo que hemos querido,
si nada hay delante, nada atrás, ni nada entero,
dispón la copa ahora, y bebamos lo bastante,
del negro y denso vino del olvido,
hasta que todo, odio y amor, se aneguen,
y el hondo hueco, que entre nosotros ha cavado el miedo.

Hasta que el deseo se haya completamente desangrado,
y así ligero de tu carne clara,
pueda volverme a mi yo y a mis asuntos.
Ganando espacio y tiempo, mi alma ensanche su curso.

Y vueltas al sosiego las convulsivas vidas,
no sepamos quién se va, ni quién se queda,
o extraños el uno del otro, andemos juntos.

****************

Enciende la lámpara de mi vida,
con tu llama,
¡Oh querida!, un momento...

Tú, a quien no conozco,
¡Tócame con tu fuego!

Si llegas hasta mí, trayendo tu llama,
y limpias el polvo que me cubre y aísla,
mi corazón como un vino, en su oscuridad madurado,
se encenderá con suave luz, un momento.